Los reguladores de seguridad automotriz de EE. UU. abrieron una investigación sobre el modelo Y SUV de Tesla después de recibir dos quejas de que los volantes pueden salirse mientras se conduce.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras dice que la investigación cubre alrededor de 120,000 vehículos modelo 2023.

La agencia dice que en ambos casos, los Model Y se entregaron a los clientes sin un perno que sujeta el volante a la columna de dirección. Un ajuste por fricción mantuvo unidos los volantes, pero se separaron cuando se aplicó fuerza mientras se conducían los SUV.

La agencia dice en documentos publicados en su sitio web el miércoles que ambos incidentes ocurrieron cuando los SUV tenían poco millaje.

Los investigadores están analizando la frecuencia con la que ocurre el problema, la cantidad de vehículos afectados y el proceso de fabricación de Tesla. El Model Y es el vehículo más vendido de Tesla.

Se dejaron mensajes en busca de comentarios de Tesla, que disolvió su departamento de relaciones con los medios.

En una queja presentada ante la NHTSA, un propietario dijo que conducía con su familia por la Ruta 1 en Woodbridge, Nueva Jersey, cuando el volante se salió repentinamente el 29 de enero. El propietario escribió que no había automóviles detrás de él y que pudo conducir hacia el divisor de la carretera. No hubo heridos en el Tesla, que fue comprado el 24 de enero.

La queja contiene un enlace a una publicación de Twitter del propietario que incluía un video del volante desprendido y fotos del Tesla blanco siendo remolcado.

Al principio, un centro de servicio de Tesla le dio al propietario un costo estimado de $103.96 para solucionar el problema. El centro de servicio se disculpó en lo que parecían ser mensajes de texto publicados en Twitter.

Cuando el propietario escribió que había perdido la fe en Tesla y solicitó un reembolso, el centro de servicio renunció a la tarifa y escribió que Tesla no tenía una política de devolución, pero que podía comunicarse con el equipo de ventas y entrega.

Luego, al hombre se le dio la opción de quedarse con el automóvil o reemplazarlo por uno nuevo, según su publicación en Twitter.